7 consejos para lograr comer más saludablemente

7 Consejos para lograr comer más saludablemente

La alimentación es uno de esos aspectos que necesitamos cuidar para que nuestro cuerpo pueda estar completamente sano. A través de la comida y el agua el organismo recibe esos nutrientes y la lubricación que requiere para funcionar a niveles óptimos. Lo que pasa con nuestro cuerpo es que este se niega a rendirse e incluso cuando lo alimentemos con comida basura o vacía nutricionalmente hablando, este sigue funcionando hasta que eventualmente se empiezan a notar las fallas.

Por supuesto que es mucho más fácil pedir comida a domicilio desde la oficina en vez de despertar un poco antes de la hora habitual para preparar el almuerzo, pero cuando comes casero y tomando en cuenta tus necesidades nutricionales tu cuerpo te lo agradecerá en el presente y también en el futuro.

Por otro lado, si el problema no es la falta de tiempo o presupuesto, sino de voluntad porque crees que comer balanceado significa hacer demasiadas restricciones o conlleva un esfuerzo muy grande el cual no estás dispuesto a hacer, mira a continuación las siguientes recomendaciones para que puedas hacer cambios verdaderos en tu alimentación sin necesidad de sufrirlos o renunciar a aquello que te gusta:

Los 7 consejos para comer más saludablemente:

1.- La clave es el equilibrio

Comer bien no significa eliminar de tu dieta tus platos favoritos u olvidarte de que existen ciertas comidas. En lo absoluto. El hecho de comer balanceado más que prohibir se enfoca en que te asegures de consumir distintos grupos de alimentos todos los días. Cuando las personas realizan regímenes alimenticios muchas veces se les disminuye al mínimo los carbohidratos, otras prohíben los lácteos, o algunos tipos de carnes, por ejemplo.

Cuando comes balanceado no necesitas hacer esto, sino preocuparte de que en tu plato tengas pequeñas porciones de diversos grupos, ya que cada uno de ellos tiene vitaminas propias que le harán bien a los distintos sistemas de tu cuerpo.

Una vez te vuelves consciente de esto, te darás cuenta de que no necesitas pasar hambre ni nada por el estilo, al contrario, lo más probable es que debas comer más, pero alimentos de mejor calidad.

2.- Empieza por las compras

Para comer saludable uno de los primeros lugares donde debes concentrar tus esfuerzos para la mejora de tu fuerza de voluntad, será el supermercado o el lugar que utilices para hacer las compras. Haz una lista y guíate por la misma evitando salirte de ella lo más posible. Incluye alimentos de todos los grupos en pequeñas porciones en vez de llevar mucha cantidad de solo algunos de ellos. También opta por los alimentos naturales en vez de los procesados

Ten presente que el problema principal de la alimentación en las personas hoy en día es el exceso, el cual no hace bien nunca. No es necesario que te vuelvas un obsesivo del fitness, solo que tomes un poco de consciencia lo cual ayudará a facilitarte poner en práctica este nuevo hábito.

3.- Guíate por los colores

Los diferentes colores de los alimentos indican que aportan distintos nutrientes, así que si tu plato tiene elementos coloridos, vas por buen camino. Otro consejo importante es que siempre haya un poco de verde en tus comidas. Los vegetales y verduras contienen tanos nutrientes que son los que más necesitamos durante el día.

4.- Sustituye

En vez de comprar snacks envasados como dulces o alimentos salados procesados, prefiere frutas como manzanas, bananas, naranjas, y/o frutos secos que puedas transportar fácilmente para que esa no sea la razón por la que no puedas mantener tus nuevos hábitos alimenticios.

6.- Organízate

Puedes llevar tu comida al trabajo si te lo propones y no necesitas despertar mucho tiempo antes para poder hacerlo. Necesitas es un poco de organización extra. Por ejemplo en las noches puedes preparar una parte y en la mañana dar los toques finales, dividiendo el tiempo que inviertes en la preparación tendrás más probabilidades de lograrlo.

Algo que también puede ayudarte es crear menús al inicio de la semana de lo que comerás y en tus tiempos libres realizar parte de la preparación de los mismos, por ejemplo cortar los vegetales, limpiar la proteína, dividir en porciones los alimentos para que sea más sencillos cocinarlos luego, entre otros.

La organización es vital porque sin ella será mucho más fácil que tires la toalla al sentirte abrumado, pero si te organizas, podrás encargarte de cada actividad a la vez sin que ninguna suponga mayores problemas.

7.- Percibe este cambio como una prioridad

Al empezar a comer mejor rendirás más lo que repercutirá positivamente en otros aspectos de tu vida. Además, cuando ves la alimentación como una de las áreas más importantes de tu vida y esta se convierte en una de tus prioridades, dejarás de pasar de ella para comenzar a dar pasos en pro de mejorarla considerablemente.

 

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar