3 sencillos consejos para ser más feliz en el trabajo

Disfrutar el trabajo no es para la mayoría algo sencillo. Nos han enseñado más a producir dinero y a trabajar para poder sobrevivir que a disfrutar lo que hacemos y luchar por lo que queremos.

Suena triste, ¿no?, pero lamentablemente es verdad.  ser más feliz en el trabajo

Cuando estamos en la universidad sentimos que lo tenemos todo ganado por tener un nivel alto de estudios, que un título nos abrirá las puertas que necesitamos, pero esto no es siempre así. Una vez ahí a fuera te enfrentas a requerimientos como “3 años de experiencia”, “maestría en…”, “doctorado en…”, “especialista en…”, “haber trabajado antes con…” y otras cosas algo imposibles para un recién graduado.

En el borde de la desesperación solemos tomar trabajos temporales para poder sustentarnos en lo que encontramos el trabajo de nuestros sueños.

Para muchos esto suele ser una pesadilla, cada día es una oportunidad para quejarse de su trabajo y de lamentarse por no tener el trabajo que desearían. ¿Te has puesto en pesar como te afecta esto?. Y sobre todo, ¿te beneficia en algo?

Consejos para ser más feliz en el trabajo

Quejarte día a día no traerá a ti las cosas positivas que tanto anhelas. Sea cual sea tu trabajo, ahora estas ahí, de ahí te sustentas, de ahí vives y mientras lo tengas te daré unos pequeños consejos para que no sea un infierno para tí día a día. ¿Cómo?, vamos a verlo.

Cambia la perspectiva

Las personas no nos damos cuenta de la importancia que tiene “la perspectiva” de todo lo que vivimos y acontece a nuestro alrededor.

De la perspectiva parte todo, es el inicio, es el nacimiento de nuestros pensamientos, nuestras sensaciones y de nuestras acciones.

En tu mente está día con día el trabajo de tus sueños, miras tu trabajo y se te hace una porquería, ¿cierto?. De antemano te vas desmotivado al trabajo por soportar un día mas y culpas a la suerte por estar ahí.

Llegas a tu trabajo con cara de pocos amigos, te dan los buenos días, los ignoras o los das con rabietas, quienes ya te conocen deciden mejor no hablarte y luego piensas, ¡vaya, que maleducados!. Te vas, te sientas y comienzas a trabajar desanimado, pensando en lo mucho que detestas estar ahí, solo cuentas las horas para salir y cuando eso sucede por fin sientes ese destello de felicidad, llegas a tu casa, pierdes el tiempo, vas a dormir y comienza tu nuevo día, ¿te suena?.

Bueno, ahora te pediré que intentes algo diferente, primero, analiza la situación. ¿De verdad tienes el peor de los trabajos?, ¿la peor de las pagas?, ¿no hay nada que te agrade en tu trabajo?, y sobre todo ¿por qué estás ahí si tanto lo odias?.

Ahora imagina esto, te levantas y automáticamente piensas algo negativo pero luego lo atacas pensando, “qué bueno que tengo un trabajo, como están las cosas ahorita soy afortunado”, sé que no es el trabajo que anhelo pero mientras este aquí de nada me sirve quejarme, no avanzo, no me hace sentir bien y no lleva a ningún lado estarme quejando.

Llegas a trabajar y regalas una sonrisa, te responden y puede que algunos no, la gente detecta un ambiente agradable en ti y deciden acercarse, te sientas a trabajar, te propones dar lo máximo ese día y cuando menos lo piensas ya es la hora de salir. Sales de trabajar y por la tarde haces alguna actividad que disfrutes, algún hobbie, aprender algo nuevo o idear algo relacionado con el trabajo que deseas, ¿suena mejor, no?.

Seguramente que alguna vez tus padres te dijeron: “aunque estés molesto vas a lavar los trastes, de ti depende hacerlo enojado o con una mejor actitud”, y ¡es totalmente cierto!. Y es lo mismo con el trabajo, enojado o feliz vas a ir a trabajar, de ti depende la actitud con la que lo vayas a realizar. Enfócate en lo que tienes y no en lo que careces, al menos que te propongas hacer algo al respecto.

Aprende, pregunta, crece.

Conozco a varias personas que se quedan resignadas al puesto que actualmente laboran, piensan , “si estoy aquí por mientras no tiene caso esforzarme tanto”, “si no me voy a quedar aquí para que me postulo para otro puesto”…

Como en nuestras mentes este trabajo es temporal no le damos importancia, pensamos que si solo estaremos unos meses no tiene caso dar un extra sin embargo en ocasiones pasa 1 año, 2 años o 3 años y se sigue en el mismo lugar y para ese tiempo ya se pudieron lograr muchas cosas.

Si tienes claro lo que quieres y deseas , si ya te propusiste salir de ahí el año que viene, no importa, da tu máximo mientras estés ahí, si te dan un mejor puesto di que sí aunque estés unos 3 meses más. Eso sí , ten claro lo que anhelas, si has decidido comenzar tu nuevo negocio pero en tu nuevo trabajo te subieron el sueldo, pregúntate: ¿Qué es más importante para mí?, ¿crecer monetariamente o crecer profesionalmente?, ¿Qué encaja más con mis sueños?.

Sé que es difícil pero debes tener claro estos puntos desde un principio porque si no caerás en cualquier tentación que te mantendrá retenido a una empresa.

Aprender y estar interesado en otras cosas ocupará tu mente y te hará tu estancia más amena.

LEER  5 consejos para empezar bien el día y con más ánimo

Distrae tu mente con lo que te gusta.

Esto dependerá mucho del trabajo donde te encuentres, por ejemplo, en mi trabajo yo puedo tener el “spotify” y escuchar libremente música con mis audífonos, puedo oír no solo música si no podcast, y de esto hay infinidad de temas para aprender, idiomas, inteligencia emocional, criticas de cine, datos curiosos, etc.

Si en tu trabajo te permiten escuchar música, aunque sea en tu celular explora las opciones y busca podcasts de tu preferencia. Si esta no es una opción para ti no te preocupes, aprende algo nuevo, como un idioma por ejemplo y repasa palabras mentalmente o utiliza tarjetas que puedas estar utilizando en tu lugar de trabajo.

Otra buena opción es crucigramas, sopa de letras, sudoku, aparte de distraerte son ejercicios para tu cerebro.

Si bien estos consejos para ser más feliz en el trabajo que te doy son para disfrutar más tu trabajo no te estoy alentando a abandonar tus sueños, al contrario, si ya tienes 5, 6 años en ese trabajo temporal es hora de aprovechar este año que viene para crearte metas y comenzar con tus verdaderos sueños.

Si planeas seguir en tu lugar de trabajo, entonces se feliz, se feliz en donde quiera que te encuentres que nunca sabemos cuándo puede ser nuestra última oportunidad de sonreír.

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar